Saltar al contenido

Uso de la Terapia Conductual Para Personas Autistas

Uso de la terapia conductualLos niños que padecen autismo, son personas inseguras que a menudo se sienten desorientadas, y necesitan apoyarse en una serie de actividades diarias basadas en unos horarios determinados que ellos puedan aprender a controlar para sentir que no pierden el control o que no se enfrentan situaciones desconocidas. La importancia de los horarios en personas con autismo es esencial para su desarrollo personal.

Los niños autistas son incapaces de cambiar sus horarios y mucho menos aceptarán un cambio inesperado en su rutina diaria. El simple hecho de desconocer lo que va a pasar o el porqué de un cambio en su vida diaria puede ser un factor desencadenante de reacciones de estrés e incluso pánico.

Las rutinas más importantes de un niño autista

Si bien muchos horarios vienen determinados por las necesidades o preferencias del niño, existen una serie de rutinas específicas para el niño autista que requieren de una atención especial.

Una de ellas es la alimentación, la cual no debe verse alterada en ningún momento, pues esto podría afectar a los hábitos del niño, provocando irritabilidad ante la sensación de hambre.

Por otro lado, los horarios de sueño debe de respetarse, llevando a cabo cada una de las actividades previas que alertan al niño de que debe de ir a dormir, como son ponerse el pijama, encender una luz tenue e ir a la cama. De esta forma se mejora el descanso y se favorece la relajación del niño.

El seguimiento de los horarios en niños autistas es una forma de hacer que experimenten cierta seguridad que a largo plazo servirá para que mejoren sus habilidades comunicativas con su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *