Saltar al contenido

Tratamientos y terapias para combatir el Autismo

El Autismo presenta una serie de dificultades y por ello existen una serie de tratamientos y terapias para combatirlo. No hay un solo tratamiento a seguir para combatir el Autismo, más bien, es necesario una combinación de varios. Existen una serie de comportamientos que se deben atender para presentarle batalla a esta condición. Dentro de ellas tenemos terapias de conducta, lenguaje, desarrollo académico y modelos de tratamientos. Estos factores por supuesto tienen que ser especializados para cada paciente.

Antes de poder establecer cualquier rutina o proceso, se debe realizar un examen exhaustivo al paciente. De esta manera establecemos cuál es el nivel de severidad y en qué se debe apoyar el tratamiento. Así podemos asegurar el máximo rendimiento para intentar obtener la mejor capacidad funcional del paciente. También podemos determinar cuáles serían los recursos a utilizar que produzcan más eficiencia y efectividad. Los pequeños con Autismo necesitan el máximo de atención posible para garantizar el resultado deseado.

Diferentes terapias y procedimientos en defensa contra el Autismo

  • Terapias de lenguaje y habla
  • Terapia de música o sonora
  • Terapia ocupacional
  • Acupuntura y yoga
  • Suplementos médicos minerales y vitamínicos
  • Masajes pro relajación específica
  • Terapias de comunicación a través de imágenes
  • Asistencia de enseñanza para la educación de respuesta
  • Terapia de enseñanza de medios pre lingüísticos
  • Terapia de Neuro-retroalimentación
  • Procedimientos y entrenamientos para aprender a rendir el sueño

Una vez aplicada, una o varias de estas terapias de ayuda, los pequeños pueden producir una modificación o cambio conductual. Estos cambios, por supuesto, generan una gran ayuda con respecto a su entorno familiar y general, ya que los pequeños con Autismo pueden asociarse con comportamientos violentos o salvajes, incluso, llegando a necesitar medidas extremas. Si este tipo de conductas logran ser apaciguadas a temprana edad con ayuda de estas terapias, sería un tremendo éxito para los pequeños.

Obviamente, este sería el fin primordial de este tipo de procedimientos, atacando el problema de raíz y consiguiendo una respuesta positiva. Además, uno de los beneficios o ganancias de esta posible mejora sería el evitar una internalización del paciente. Siempre hay que tener presente por parte de la familia que no se debe caer en conductas anormales. Una vez que el entorno se desorganiza, para calmar un berrinche cometemos el peor de los errores retrasando el avance.

Si de terapia física hablamos, debe administrarse de manera correcta ya que hay pequeños que sufren de bajo tono de músculo. También es normal encontrarse con otro tipo de daños físicos o atrofia, por falta de una conducta más normal del movimiento. De igual manera, también está el caso opuesto, cuando el pequeño cuenta con hiperactividad, donde el horizonte es la relajación. Aquí es donde podemos aprovechar terapias como la acupuntura o el yoga, en búsqueda de los beneficios que ofrecen.

Cualquier tratamiento que desees experimentar si tu hijo presenta Autismo solo puede ayudar. Lo importante es que te asesores de manera correcta para que cada tratamiento sea aplicado de manera ideal y obtener el máximo de beneficios. Siempre debes recordar que la mejor terapia es el amor y que eso es lo que jamás debe faltar. Después de todo y a pesar de que las conductas pueden mejorar, el Autismo siempre estará presente en su vida. Solo debes aprender a convivir, confrontarlo y combatirlo al máximo.

Artículos de Interés

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Hola buenas tardes me gustaria saber donde puedo llevar a mi hijo con 11 años y autismo para que le realizaran acupuntura. Vivo en Masquefa un publo de Barcelona. Un saludo Sonia.

Responder

Hola Maria. Busque en Google lugares o centros holísticos donde practiquen esta terapia. Recuerde consultar con su médico la aplicación de esta terapia. Un abrazo

Responder