Saltar al contenido

Aprendiendo a Autorregular La Conducta en el Niño con Autismo

Uno de los problemas más característicos de los niños con autismo es la autorregulación de la conducta, una conducta que en el caso de personas autistas  presenta la problemática de procesar la información que reciben del exterior y anticiparse a todos aquellos estímulos que reciben.

Sin embargo aprender a autorregular la conducta es esencial para la mejora en la calidad de vida de las personas con autismo, pues gracias al control de su conducta, las personas con autismo pueden llegar a mejorar las realciones con el entorno y sobretodo llegar a controlar su vida.

Una forma muy efectiva de ayudar a autorregular la conducta de personas autistas, es  a través de la anticipación de acontecimientos, de forma que ellos puedan tener el tiempo suficiente de controlar la situación y prepararse ante la aparición de factores externos que puedan resultar novedosos.

Aprendiendo a controlar la conducta mediante plannings

A través de la realización de plannings, es posible indicar al niño en que días del mes o de la semana  van a ocurrir planes novedosos, como celebrar un cumpleaños, cortarse el pelo, visitar al médico o hacer la compra. Tareas, que en principio resultan muy cotidianas, pero que en el caso de niños con autismo supone una alteración de su rutina, una rutina muy difícil de modificar.

Gracias a este tipo de técnicas se produce una anticipación de forma que el niño es capaz de ir aprendiendo a mejorar su conducta ante nuevos acontecimientos. La autorregulación de la conducta, supone de esta forma una mejora en el avance del niño hacia una mejor calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *